lunes, 16 de mayo de 2011

Lenguajes no lineales/proyectos

vacile
-vacilaciones sobre la evolución-


Adán nombrando a los animales (Génesis 2:20)
Fresco Bizantino
Fuente: wikipedia commons


Adán pone nombre a los animales para señorear sobre ellos, para sojuzgar el universo -Génesis 2:20-.
La taxonomía es la ciencia que se ocupa de la clasificación (por lo general se refiere a la clasificación de seres vivos).

La necesidad de clasificar y agrupar elementos en conjuntos es una necesidad de orden administrativo. Nombrar algo se convierte en una sentencia de poder y propiedad sobre lo nombrado, Europa sobre América, Adán sobre los animales, el ser humano-científico sobre los seres vivos (en el caso de la taxonomía biológica); nombrar es a la vez una forma de establecer relaciones con y entre los seres, quiénes son sus próximos, de dónde vienen y para dónde van.

La información que usualmente nos llega sobre la clasificación taxonómica de las especies está fuertemente ligada a la comprensión de la teoría evolutiva; cada taxón corresponde a agrupaciones de especies que poseen características comunes dentro de un sistema taxonómico determinado, esas similitudes son usualmente tomadas como evidencia de un pasado evolutivo común (si tiene alas y plumas es un ave que viene de un ancestro común a todas las aves, un pato y un loro comparten un pasado común que no comparten con los murciélagos por ejemplo). El nombre científico del pecho amarillo  es Pitangus sulphuratus, lo que quiere decir que hubo un pitangus del que se desprendieron un número n de pitangus de la actualidad, y que además éste en concreto, es bastante irritable. Si se lee la tabla que aparece en el artículo de wikipedia sobre esta ave dice que viene de la familia Tyrannidae, del orden Passeriformes, de la clase Aves, del filo Chordata, del reino Animalia; esta lista, cual libro del génesis codificado a la inversa, da cuenta de los ancestros del animal: Animalia engendró a Chordata, y Chordata engendró a Aves, y Aves engendró a Passeriforme… (Y conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc... Y a Enoc le nació Irad, e Irad engendró a Mehujael, y Mehujael engendró a Metusael, y Metusael engendró a Lamec… -Génesis 4:17,18-), siendo esta tabla una especie de línea de tiempo de los acontecimientos que permitieron la existencia del individuo específico que aparece en la fotografía sobre la tabla, como los árboles genealógicos, los árboles evolutivos.

Pitangus sulphuratus
 

 Más allá de la necesidad de dominio del hombre sobre la naturaleza y de planes maquiavélicos para el sojuzgamiento de las especies, esos árboles genealógicos hacen parte de nuestro conocimiento, de nuestras relaciones con la naturaleza; sé que las aves descienden directamente de los dinosaurios, también comprendo que existe un proceso de especialización de los animales que permite que exista un dismorfismo entre poblaciones aisladas que eventualmente generan nuevas especies; también sé que el dodo fue una especie de ave que se extinguió al igual que el lobo de Tasmania y el tiranosaurio rex, pero… ¿de dónde viene todo este conocimiento? Jamás he visto un dinosaurio, jamás he visto un fósil de dinosaurio, ni un tigre de Tasmania, ni un dodo, ni una cobra real. Gran parte de mi conocimiento de la naturaleza está mediatizado, eso no es nuevo, el conocimiento del mundo natural se encuentra fuertemente mediatizado desde antes que se empezaran a hacer las primeras tallas y pinturas en cavernas, lo que es novedoso es el volumen de esta información y la manera como la información gráfica, la imagen como tal, gana presencia sobre la interpretación de ésta. En los bestiarios medievales las imágenes de los animales estaban necesariamente ligadas a sus cualidades espirituales, económicas y materiales; en la actualidad guardamos y coleccionamos imágenes de todo tipo sin que necesariamente conozcamos el significado de dichas imágenes, su valor o su importancia; no sabes ni quien las hizo ni qué significan. Guardamos, renombramos, clasificamos, ordenamos, borramos y reordenamos los archivos de imágenes que poseemos, cada archivo evoluciona de una manera específica a medida que evoluciona el gusto del (de los) usuario(s)….¿existe un orden lógico en esa evolución?¿cómo organizar y  nominar a los “individuos” contenidos en estos archivos de acuerdo a sus relaciones entre sí?¿se puede establecer un orden genealógico en una taxonomía del gusto?

Bestiario de Aberdeen
Folio 9 anverso: Panther ( Pantera )
s. XII







1 comentario:

  1. Hola Camilo
    ¿Vas a seguir indagando sobre estos temas? ¿Pensás que van a funcionar como disparador para un trabajo creativo? Sería interesante que profundizaras más sobre alguna de estas preocupaciones y buscaras lecturas y referentes.
    Saludos.
    V

    ResponderEliminar